Aspiramos a no ser vagón de cola ni de la Derecha ni de la Izquierda, 24 de diciembre de 2018, Crónica de Chillán.
Actualidad
19 octubre, 2015
Que ha pasado en Chile, ENAGRO 2015.

enagro-foto_0000000120151019111905

“Chile hace ya algunos años Termino un Ciclo.

El país cambio, lo cambiamos entre todos. El mundo sigue cambiando. América Latina Cambió.

Nuestras instituciones fueron capaces y suficientes para la transición y consolidación democrática. Pero el país necesita avanzar en una democracia de mayor calidad y de mejor capacidad para encauzar y resolver los conflictos. El poder central tan concentrado y presidencial no es el camino moderno, que permita un desarrollo armónico. Se requiere un Estado más cercano y por ende más descentralizado.

Nuestra Economía se ha estancado. El 7% de antaño parece un imposible, Bien sabemos cómo cambiaron los términos de intercambio, pero también sabemos que la estructura de la economía ya no es capaz de sustentar el crecimiento necesario y nuestra productividad no mejora.

En lo social, grandes avances en pobreza, cumplimos antes que todos las Metas del Milenio. Pero hay gran desilusión por nuestra mala distribución del Ingreso. Poca Integración Social y falta objetiva de Cohesión social.

Son tiempos de indignación. Txira en Grecia. Podemos. Laborismo Británico. Senador Socialista en los EEUU disputando a Clinton. Movilizaciones y protestas. El problema de desigualdad avanza, Aunque la Pobreza disminuye.

La política cuestionada desde ayer y hoy en picada.

Era imposible que las cosas pudiesen y puedan estar o seguir igual que antes. Porque el mundo cambia y velozmente. Primero el fracaso del comunismo, luego el 2008 la crisis neoliberal.

Hay que hacerse cargo de la realidad.

No son tiempos ni para imponer, ni para vetar.

El país no puede dejarse llevar por los extremos. Y debemos caminar a un Nuevo Ciclo.

Debemos reforzar y mejorar nuestra democracia. Elegir a los mejores. Prevenirnos del populismo y de su antecesor la apatía de unos y otros.

Debemos mejorar la calidad de gestión del aparato público. Algo nos ha pasado en la materia.

Los países se pueden estancar. Casos de desarrollo frustrado han existido en la historia de la región y en la historia de nuestro país. Ya Foxley nos alertó respecto de la trampa de los países del ingreso medio.

Hay que revalorizar dialogo, consensos, todo de buena fe. Con voluntad de acordar.

No hay verdades absolutas. No hay pensamientos únicos. Ni el Estado ni el Mercado se pueden excluir, ambos tienen problemas, algunos por ello creemos en la necesidad de reforzar la comunidad y las comunidades. Estado, Mercado y Comunidad como una nueva Trilogía virtuosa en la expresión de Etzioni.

El 90 hubo espíritu y voluntad patriótica. A pesar de diferencias, existía un sentimiento colectivo.

Como avanzamos: Creo que primero necesitamos eso. Un norte común inspirador. Y ese es nuestro país. Nuestra patria. Su desarrollo. La mejora de la vida de todos nuestros ciudadanos.

Nuestra ruralidad y vuestro quehacer situado en ella, guardan nuestras tradiciones nacionales.

Conciencia de una Patria Común.

Donde no debe haber juego suma cero.

Voluntad de construir acuerdos en Mejor Democracia, Crecimiento y Equidad.

De mi mundo no relativizar el crecimiento, de otros mundos no escabullir el desafío de la equidad.

Dialogar, hacerlo en la lógica de proceso, de etapas, que se suceden y sustentan unas a otras.

Ustedes como alguien dijo conocen “ el tiempo que media entre la siembra y la cosecha”.

Reformas pensadas, estructuradas y debidamente diseñadas y financiadas.

Dialogar y Acordar. Y en lo que no es posible de buena fe, definir democráticamente.

Porque no podemos ser capaces de hacer esto y bien.

Soy de una generación, que ha aprendido que nada es irreversible. Y que en Chile también pueden pasar cosas para bien, pero también para mal.

Hay una oportunidad: Que duda cabe.

Pero eso requiere el compromiso, el ánimo, la voluntad de todos.

Salir de la negatividad y pasar al compromiso. Un compromiso propiamente patriótico, porque Chile es y debe ser: Nuestra Casa Común.”