Es necesario superar la polarización, se requiere un nuevo espacio que permita la convergencia de quienes valoran sustantivamente la democracia, 26 de Septiembre de 2020.
Documentos
26 febrero, 2020
«El centro se fue debilitando cuando se desconoció la obra de los gobiernos de la Concertación.»

WhatsApp Image 2020-09-28 at 00.30.01El exdirigente DC cree que «una nueva Constitución requiere un ambiente especial como el que logramos y que permitió una transición ejemplar. Revalorada recientemente por instituciones internacionales que calificaron a Chile como una democracia plena junto a una decena de países», enfatizó. Y afirma que no hay que temer a la voluntad ciudadana «debe ser saludada y respetada»

No es militante de la Democracia Cristiana desde 2018. Pero Gutenberg Martínez tiene una historia indivisible con ese partido y, aunque ha pasado mucho tiempo desde que lo presidió y desde que lo representó como diputado en el Congreso, su opinión sigue siendo escuchada por la elite política.

Por eso, en uno de los espacios de este grupo, fuertemente cuestionado en el contexto del estallido social, El Mercurio, Martínez despliega sus definiciones en relación con la actualidad política y el proceso constitucional que comienza con el plebiscito del 26 de abril.

Martínez cree que el país está polarizado. «El centro se comenzó a debilitar cuando se desconoció la obra de los gobiernos de la Concertación, y cuando se fue asumiendo una interpretación de la transición, escrita por los críticos a esos gobiernos, desde una postura de izquierda radical. Y a su vez cuando se aceptó la polarización y se optó por uno de esos polos. Por eso se requiere un nuevo centro», explicó.

El exdirigente cree que «una nueva Constitución requiere un ambiente especial como el que logramos y que permitió una transición ejemplar. Revalorada recientemente por instituciones internacionales que calificaron a Chile como una democracia plena junto a una decena de países», enfatizó.

Martínez admitió que está por la opción «Apruebo» pero «constato las crecientes dificultades del proceso. La violencia se constituye en una amenaza a un proceso democrático constitucional».

En este sentido Martínez se atreve a pronosticar que «es un hecho que ganará el Apruebo. Los riesgos son los que estamos viviendo. Una crónica de que en marzo, la violencia ya existente y la destrucción de nuestros patrimonios, será reactivada. La violencia amenaza nuestro futuro. El Apruebo debe ser planteado como el triunfo de la democracia por sobre la violencia, los extremos y los populismos», planteó, asegurando que no le teme a la victoria de la opción «Apruebo». A su juicio, «no se debe temer a la voluntad ciudadana, esta debe ser saludada y respetada».

Fuente: El Mostrador. El País. 26 FEB 2020.