Aspiramos a no ser vagón de cola ni de la Derecha ni de la Izquierda, 24 de diciembre de 2018, Crónica de Chillán.
Entrevistas
9 noviembre, 2018
«Hoy lo único que crece son los Independientes y el Centro».

DqhlE1HWwAAZTJMEs claramente un referente en la política. Fue presidente de la DC, de la Cámara de Diputados y de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA).

Ha participado en la mayoría de la conformación de los Gobiernos de la Concertación desde la vuelta de la democracia.

Hace poco más de seis meses decidió renunciar a la DC, casa política en la que estuvo desde que era militante juvenil. «He concluido que se requiere superar en positivo este instrumento», dijo en la parte medular de su dimisión. El instrumento que habla Gutenberg Martínez es el PDC.

Y para eso ha dedicado todos sus esfuerzos políticos en organizar una nueva entidad política: Comunidad en Movimiento, que represente el ideario del humanismo cristiano en el que cree Martínez.

Dice en entrevista con Cambio21 que «Hay que liberar a los no refichados de los partidos. La ley los dejó atrapados». Y advierte una idea política: «Se va a reconstituir la Nueva Mayoría».


¿Qué piensa del triunfo de Jair Bolsonaro?

La democracia está siendo amenazada globalmente. Hungría. Polonia. Italia. Ultraderechistas en Europa. Populismos socialistas en Venezuela. Dictadura en Cuba y ahora esta alternativa que se presenta como de ultraderecha en Brasil. Son el reflejo de malas prácticas que saturan a la ciudadanía. Del populismo y promesas imposibles de algunas izquierdas. De las amenazas de inseguridad. También de la insolidaridad frente a la inmigración, de provocar pasiones discriminadoras y racistas. Y de las demandas crecientes que las democracias no siempre pueden satisfacer.

¿Habrá contagio?

Hoy día todo es global. La política también lo es. Lo internacional hoy es nacional, por más que  derechas o izquierdas conservadoras no lo entiendan. Las amenazas a la democracia, la falta de tolerancia, el uso de la violencia, las tendencias autoritarias. El proceso es mundial y todos nos influimos entre todos.

¿Qué ha pasado con la organización política creada por usted Comunidad en Movimiento?

Está en un proceso de creación, en dos líneas principales, una es fijar su identidad, sus contenidos y principios. Su visión del futuro de Chile y la conceptualización del ser un movimiento que responda a la crisis de representación actualmente existente. Y por otra parte estamos constituyendo la organización, creando las regionales y los grupos universitarios, además de Comisiones en lo doctrinario, lo estructural y lo comunicacional. Entre otras tareas.

¿Y cómo se organiza este movimiento?

Uno de los problemas de la política, es que se han debilitado los principios e ideales. La lucha por el poder centra la mayor parte de su quehacer. Nosotros aspiramos a reponer un aporte humanista cristiano en Chile. Un humanismo cristiano leal a sus principios e identidad y ubicado en este tiempo, recogiendo los planteos de pensadores actuales. A su vez una entidad política que se hace cargo de la crisis de los partidos y que medita sobre cómo no repetir esos errores, en su estructura, en sus relaciones internas y en su relacionamiento con los ciudadanos y las comunidades.

De las crisis se sale con ideas y convicción. La ambigüedad o el seguir la corriente, finalmente acrecienta los problemas.

¿Está convencido que renunciar a la DC fue lo correcto políticamente?

Sí. Hoy se cuestiona la expresión “correcto políticamente”. ¿Lo correcto es quedarse en lo fácil? ¿O seguir en la lucha por el poder, relativizando posiciones?  Dicho de otro modo, adoptamos la decisión difícil, pues nuestro convencimiento es que Chile no se debe polarizar y que el humanismo debe ser una alternativa que se posicione sin complejos, sin estar pendiente de otros…

¿Es efectivo que le han hablado para que regrese a la DC?

No es efectivo. Yo le deseo lo mejor al PDC. Pero nuestro camino es distinto. Además en nuestro movimiento cada día aumenta la adhesión de ciudadanos que no militaban en la DC. Hay regionales en que el 70% o más no son ex militantes.

¿Ud. siente que mientras la DC, tenga alianzas con el PC y el Frente Aamlio, no tendrá ninguna identidad y perderá el centro político?

No me gusta hablar del PDC. Guardo muy buenos recuerdos de él y su historia es parte de mi historia. Y le deseo el mejor de los éxitos. Ahora bien, lo claro es que el electorado de centro, ha abandonado en su mayor parte a la ex Nueva Mayoría y eso se acentúa después de cada alianza con el PC. El mito de la unidad, es un slogan electoral, que solo suena bien en la izquierda y que al final pierde las elecciones.

¿Ud. cree que la Nueva Mayoría se va reconstituir?

Sí, eso es clarísimo. Todo indica que la Nueva Mayoría se va a reconstituir, primero se dirá que es solo una alianza electoral, luego buscara ampliarse al Frente Amplio y finalmente levantará una sola candidatura presidencial.

¿Existe el centro político en Chile o está cada vez más desdibujado?

Los estudios de opinión muestran que los independientes y el centro es el único que crece en adhesión ciudadana. Las encuestas miden de acuerdo al auto posicionamiento del ciudadano entre el 1(Derecha) y el 10 (Izquierda).

Los que se auto posicionan entre el 1 y el 4 se les califica Derecha o Centro Derecha y los que se ubican entre el 6 y el 10 se les califica como Izquierda o Centro Izquierda. Lo que es muy raro es que al centro solo se le adjudica el 5.El eufemismo centro izquierda o centro derecha se llevan 9 números y el centro solo uno.

Si usted, califica de centro a los que se ubican en el 4,5 y 6. Las cosas cambian y el Centro es el más fuerte. Por eso existe una máxima. Las elecciones se ganan en el Centro y se pierden cerrándose en la Derecha o en la Izquierda.

¿Es decir usted cuestiona la existencia de una Centro Izquierda?

Por cierto. Eso es una ficción. Lo que hoy existe es una Izquierda clara, que opera como centrífuga y lleva a otros a sumarse y seguirlos…

¿Cuál es su opinión del Gobierno de Piñera a ocho meses de su administración?

Creo que es un Gobierno mejor que Piñera uno. Pero estamos comenzando y eso no significa que sea suficiente. Es claro que  está manejando la agenda y la oposición es propiamente reactiva. Está haciendo propuestas y provocando el debate: Aula Segura, Reforma Tributaria y de Pensiones. Eso es real. Pero debe demostrar capacidad para construir acuerdos en temas que debieran tratarse con una visión de bien común y eso implica acoger otras opiniones. Y eso está por verse.

Tiene una dificultad. La ciudadanía espera que sea capaz de retornar la senda del crecimiento y de la creación de empleo. Este año se alcanzaría una tasa interesante del 4%, pero con desempleo del 7,1%. Aquí está su quid No es claro si el próximo año se logra mantener este 4% de crecimiento del PIB y el desempleo no baja…

¿Comunidad en Movimiento se está preparando para las elecciones de Alcaldes, Concejales, Parlamentarias y Presidenciales?

La política tiene un problema en estos días. Está centrada en el Estado y en la obtención del poder. Eso lleva a la polarización y a tratar de dividir el país en dos. Nosotros rechazamos aquello.

Todos sabemos que la sociedad hoy es más importante, nuestra prioridad esta en las personas y en las comunidades y en elaborar planteos que tengan por fin el bien común y la realización de las personas.

En su minuto deberemos plantearnos los temas electorales. Pero ahora hay cuestiones más centrales e importantes.

La crisis de la política se ha expresado en la abstención y en el bajo re fichaje de los militantes de los partidos. ¿Qué cree usted que se debe hacer a este respecto?

Primero liberar a los militantes no re fichados de los partidos. Son cientos de miles, que decidieron no re ficharse y que la ley los dejó atrapados. Son militantes sin derechos y obligados que no son libres. Cuando no se re ficharon entendían la inmensa mayoría que vencido el plazo, salían de los padrones, pero no es así, quedaron amarrados .Hay que liberar a estos ciudadanos para sumarlos a la democracia y a la participación libre e informada.

¿Solo eso?

No, me detuve en algo importante y que no se ha tratado públicamente. En Comunidad en Movimiento creemos que la política de futuro, corresponderá a la lógica movimental y no a los partidos tradicionales, con estructuras muy pesadas y cerradas. Movimientos con una organización flexible y abierta. Modernos en su orgánica, con planificación estratégica, sistemas decisionales oportunos, que colaboren en la educación cívica y con gran capacidad programática y por tanto de propuesta. El desafío de convocar es muy grande. Hay abstención en las elecciones públicas, también en muchas federaciones estudiantiles y sindicales

Debemos perfeccionar la democracia y sus instituciones, retomar la senda exitosa del crecimiento con equidad y el respeto y promoción de los Derechos Humanos en todo tiempo y lugar.

¿Y todo esto cree que lo pueden hacer solos?

Una cosa es nuestra posición e identidad, otra es la tarea de construir un centro político con vocación de alternativa, en el cual confluyan movimientos o partidos de inspiración liberal progresista, socialista democrático, humanismo laico, ambientalistas, regionalistas e independientes, en la línea de un Nuevo Centro Humanista y Reformista.

Leer entrevista en Cambio21.Entrevista.09NOV2018.